CARIÑO

CARIÑO empieza a gestarse en verano de 2017 porque María sentía cierta frustración al hacer poesía, ya que no era capaz de decir “te quiero” o “me quiero casar contigo” sin que le pareciera un poema simplón. Siempre había envidiado lo sencillo y directo que es el lenguaje del pop hasta que un buen día se dijo ¿por qué no?. Así que cogió un teclado y empezó a hacer letras y melodías. Poco después contactó con Paola, su amiga y vecina del portal de enfrente, que tiene un oído musical fantástico y podía componer sin problema las bases que le faltaban a María. El nexo de unión entre ellas fue Tinder, la aplicación las presentó hace cuatro años y volvieron a coincidir en 2017 para que, aunque no triunfase el amor, sí el Cariño

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Ir arriba